REFUGIO DE MI CORAZÓN PRINCESA...

Si hubieses sido honesto, no me habrías desposado,  no me habrías conquistado... ni siquiera debiste haberme hablado... Hubier...



Si hubieses sido honesto, no me habrías
desposado,

 no me habrías conquistado...
ni siquiera debiste haberme hablado...
Hubieras pasado junto a mi, sin verme...

Yo me hubiese enamorado de otro, que
 no tuviese su corazón dañado...Y con el
hubiera vivido una historia diferente...

Quiero pensar que así hubiera sido...
Sinceramente...no quiero creer que todos
los hombres sean igual a ti...¿ Será así?

Mi príncipe encantado por una hechicera
      maligna, que con sus artimañas, te
      absorbió por completo el alma.
Y sin piedad te hundió en el pozo mas
negro que alguien puede caer jamás...
     Y lo se, porque contigo yo caí al
mismo pozo...Eso que te hicieron...Tu
me lo hiciste a mi...

     Si...Tu que vivías en un lóbrego
agujero, circundado de indiferencia, en
el cual te encerraste, y te dedicaste a
morir lentamente...pero procediste con
maldad, al arrastrarme en tu miseria, y
ambos rodamos hundidos en la tragedia.

Si hubieras entendido mi amor tan sublime,
mi natural querencia hacia ti, que por
derecho ya me pertenecías...y yo a ti...
Cuanto lo siento mi amor...no me diste la
oportunidad...Te aseguro que ella no te
amó ni la mitad de como lo hice yo.

Un día te dejé de amar mi bien, créeme,
que le pedí a Dios, con todo mi corazón
que esto no sucediera...Cuando lo
presentí por vez primera, porque me
sería insoportable seguir a tu lado.
Porque tu como dios pagano, solo
recibías el tributo de mi amor , sin
dar nada a cambio, frío, como estatua
de hielo...en vez de calentar mi amor
lo enfriaste...

Y así dejaste de ser valioso...en absoluto,
sin valor alguno...Y...te desprecié, pero
nunca te pude odiar por ser el padre de
mis hijos...Y si nunca te lo dije, fue por
respeto a ellos...

Cruel y vengativo, me hiciste a mi, lo
que te hicieron a ti....pero con doble
saña...odio infinito, sin misericordia,
haciéndome pagar con creces...me
condenaste solo por ser mujer...

Y aunque el dolor y la decepción, agredieron
mi corazón, haciéndolo sangrar lentamente...
Nunca fui como tu...porque mi sangrante
corazón no dejó de palpitar, porque
sigo amando el mundo que me rodea,
sigo amando a las aves, oliendo el
perfume de las flores y deleitándome
a tus espaldas con la naturaleza entera.

Porque mientras tu te escondías de la
lluvia, yo me escapaba con mis hijos,

corríamos y reíamos, empapados con esa
 agua maravillosa que cubría nuestros
cuerpos....
Así se nos lavaba el alma de
resentimientos...
Y volvíamos a ti, renovados...con mas
fuerza para resistir....
Mientras tu encerrado en noche oscura,
no te diste cuenta...que yo seguía viendo

el atardecer y el hermoso amanecer,
tratando de contar las estrellas...
desde el sótano oscuro que me relegaste.

Y tengo aún ese romanticismo, que tanto
te molestaba y considerabas cursilería y
calificabas de tonterías ...

Nunca aceptaste mi forma de ser, ni de
 pensar...

Así aprendí a esconder mis sentimientos,

 la ternura natural de ser mujer y...Quisiste
borrar de mi todo lo que yo era.
Querías que fuera alguien sin alma...
una muñeca a la cual le dabas cuerda...
Antes escribía a escondidas, y escondía
mi libreta, donde tu no la vieras pero...
si pudieras ver hoy...estoy escribiendo
la poesía de mi vida...

Y en muchos de mis poemas platico contigo...
lo que me hubiera gustado  que en tu vida
fuera...

Hoy como disfruto mi vida...aún vivir
en la soledad, me da placer...sin una
sombra tuya, ni fotografía...

Nada que a ti me recuerde...tu maldad...ni
tu perversidad aún con los que engendraste...

Y...si escribo esta poesía, es para siempre
borrarte...no quiero nada que a ti me
recuerde....pero ...¿sabes una cosa.?..tengo
en el alma tatuado todo ese dolor que
me causaste...Quisiera borrarlo de mi
mente...todo de ti...pero las cicatrices
son mas hondas de lo que creí...son
marcas profundas y arraigadas...Y...
quisiera vivir esa vida que me robaste.
pero es casi imposible...y cuando creo
que lo he logrado..de nuevo apareces tu,
y aunque tu rostro tengo prohibido
recordarlo...mi mente se debate en
forma inconsciente en lo absurdo de
cada momento vivido a tu lado...Y...

no hubo momento grato...
Odio recordar cuando te conocí...era yo
 una mujer delicada, de corazón tierno,
sin saber nada de la maldad del mundo...

crecí en las montañas,  rodeada de gente
 buena.
No que haya nacido ahí, pero fui llevada
desde casi niña y me enamoré de ellas,

en medio de la mas hermosa calma...
viendo día con día las maravillas que
se ven entre la naturaleza, rodeada de
bellezas incomparables...

siempre romántica...escribiendo mis
 novelas...[Quien iba a decirme que
yo viviría una de ellas]...
Escapándome de todo y todos...
no queriendo que nada interrumpiera
la musa que esa quietud me inspiraba.
Y tenían que buscarme, porque me
escondía para que nadie me hallase...
Solo,  si mi madre me reñía...procuraba
quedarme cerca,  donde ella me viera,
entonces sacaba mis pinceles y me

regocijaba en ello... con esa candidez...
tanto que....

mi madre sonreía...y también  los
 que me conocían....
Nunca jamás conocí la violencia....por
 eso, cuando te vi así...quise morir...no
era posible que tu fueras así...

La verdad...me enamoré del forastero

que llegó a mi vida...guapo y galante,
con esa máscara me engañaste...
Y...queriendo conocer afuera...salí del
regazo de mi madre..Ir de tu brazo,
por la vida,  me parecía incitante...,
El amor se desbordaba de mi pecho,
y conocer cosas nuevas contigo...
 a tu lado me creía segura...
Que pronto me di cuenta que eras
el mas grande horror que nunca creí
que existía...nunca temí a nadie...
ni a la oscuridad, ni con las cosas
que asustan a los niños...yo era una
persona incapaz de sentir miedo ...

A tu lado supe que tu eras ese miedo,
el horror mas inimaginable...hoy
todavía tengo pesadillas...es el mismo
terror, el mismo dolor, la misma
humillación...el secuestro de mi
alma completa,

la cual  aún no se recupera.
A veces creo que lo estoy logrando...
otras veces retrocedo...

El desaliento. las ganas de morirme,
la tristeza...todo eso lo dejé de sentir
desde antes de que te fueras...y en
verdad me siento libre...pero hundida
en una espantosa soledad que me
enloquece...

Y me revuelvo insatisfecha en mi
lecho, el desperdicio de mi vida
todavía me afecta...quizá es lo que
mas me duele...lo que no me deja
sentirme completa.

Creí que el efecto sería instantáneo,
la libertad no es efecto momentáneo,
es un proceso que me desgasta...me
hace sentir molesta...
Me invitan a dejar mi soledad...los
que bien me quieren...pero tengo
miedo a sufrir de nuevo...
Ya no digo el amar a alguien...he
rechazado el amor con firmeza...no,
no volveré a amar...y se ríen y me
dicen, ese viejo refrán....no escupas
 para arriba por que te caerá en la cara...
yo les contesto...No,.. no creo...porque
 el que se quema con leche....hasta al
jocoque le sopla...todos ríen...yo
solo sonrío,  estoy segura de lo que
digo de lo que pienso y creo...

A los que les fue bien en el amor...
que de nuevo lo intenten...pero yo
no voy tentar a mi suerte...el amor
es maravilloso...escribo de el siempre,
pero las marcas que a mi me dejó...para
volver a amar...me vuelven incompetente...

Por otra parte, el que se enamora de
alguien que lleva marcas como yo, debe
ser muy inteligente, como para entender,
que veo las cosas diferente...desconfío
de todo y todos...temo salir del castillo
de mis soledades...interactuar con la
gente...
Salgo a la calle, pero mi corazón se
queda en ese lugar...esperando a que
regrese...Mi corazón princesa lo tengo
en ese castillo bien guardado...

custodiado por los centinelas de la
incredulidad en la gente, el temor de
un nuevo fracaso  y el terror a salir fuera...

Este capitulo de la poesía de mi vida fue
publicado en Noviembre de 2013...hoy
es reeditado con imágenes nuevas.
Les invito a leer:
" En mi rincón favorito "
Gracias por visitar mi blogg.




You Might Also Like

0 comentarios